Internet de las cosas, nube, datos, IPV6 y algoritmos

Antes los datos eran propiedad de las empresas “silos de datos”, ahora disponemos de datos abiertos, lo dice Usman Haque, fundador de Pachube. Hace una década M2M era un diálogo entre máquinas, ahora  Internet de las Cosas va sobre conectar cosas dentro de la nube, lo dice Kristina Höök  investigadora del Instituto Sueco de Ciencias de la Computación. Sin duda dos acontecimientos que nos sitúan en la realidad actual de IoT.

IoT está experimentando un desarrollo espectacular. Una realidad que se fundamenta en hechos concretos como la adopción del nuevo protocolo de Internet (IPV6), la gran penetración de teléfonos inteligentes, el desarrollo de la nube, la aparición de los datos abiertos, el impulso del hardware libre o la extensión de RFID. Pero, en ese camino aparecen también los nuevos desafíos como la necesidad de mantener la ingente cantidad de sensores que serán desplegados o la interoperatividad de los dispositivos. Por último y quizás lo más interesante, la inteligencia que se puede construir con los datos recogidos. Se lo cuento todo a continuación.

En diciembre pasado, en TED x KTH, Kristina Höök,  profesora y miembro del Instituto Sueco de Ciencias de la Computación, decía lo siguiente

 “Lo que soñábamos los investigadores en los 90 se llamaba de diferentes formas: computación ubicua, m2m inteligence… y lo que soñábamos era que cada objeto con capacidad natural pudieran hablar con otros objetos, por ejemplo un refrigerador capaz de comunicar sobre las existencias de productos … Pero esta visión ha cambiado, ha cambiado debido a la nube … Internet de las Cosas va sobre conectar cosas dentro de la nube y muchas veces a través de la interacción con  los dispositivos móviles”.

De igual forma, aunque con argumentos diferentes, se expresaba el creador de Pachube, UsmanHaque a principios de marzo en la Conferencia Strata. Merece la pena ver el vídeo completo (Youtube). En su intervención Usman marca una diferencia importante entre el concepto M2M e Internet de las Cosas. Habla de la transición desde los “silos de datos” a datos abiertos alertando a las empresas de su importancia.

“En las últimas décadas hemos vivido el fenómeno conocido como máquina a máquina (M2M). En esta situación lo que haces es desplegar una cadena de sensores que se pueden monitorizar. Por ejemplo puedes instalas sensores en una red de tuberías de petróleo o en un sistema eléctrico con una pequeña idea fija de lo que vas a hacer con esos datos… Por tanto, tú eres el dueño de los datosy no la gente, los usuarios finales de esos sistemas de energía. En Internet de las Cosas tú no sabes quién va a usar los datos que son generados por los aparatos. No sabes quién va a descubrir el valor de esos datos… De forma efectiva esto es una transición desde lo que se ha conocido como “silos de datos”a “datos abiertos”. Pero esto no significa necesariamente que sean datos públicos, significa que los datos generados por biosensores, monitores de energía, sensores de polución … están abiertos para ser usados en otros contexto. Y eso es para mí la diferencia cualitativa con el concepto anterior”.

Como comentaba al inicio, han ocurrido una serie de acontecimientos que están siendo fundamentales en el impulso de IoT, entre ellos el más simple y transcendental como el cambio a IPv6 . Esto ocurrió, a nivel mundial, el 8 de junio de 2011. Con este nuevo protocolo de Internet se pueden identificar instantáneamente todos los objetos, algo imposible con IPv4 (Wikipedia) . Lean lo que dice Steven Leibson :

“Podríamos asignar una dirección IPv6 a cada átomo en la superficie de la tierra y aún así tener suficientes direcciones para hacer otras100 tierras más. “

La adopción del Internet de las Cosas no será tarea fácil. Por ejemplo en el tema básico de los sensores existen asuntos importantes a tener en cuenta como la interoperabilidad entre los componentes, la energía y la conectividad.

Si imaginamos miles de millones de sensores desplegados, debemos pensar que esos aparatos, aunque minúsculos, precisas de energía para funcionar. Es, sin duda, un tema importante que está llevando a los investigadores por nuevos y apasionantes caminos en la autogeneración de energía por parte de los propios sensores o las capacidades de conectividad. Pero, según los expertos, la gran apuesta debe ser la interoperabilidad entre los componentes, la adopción de estándares que permitan a unas marcas interactuar con otras.

En cuanto a la conexión debemos ser conscientes de la inmensa cantidad de aparatos que van a estar conectados a la Red y que la infraestructura móvil no es suficiente. La combinación wifi con fibra óptica cobra vital importancia para subsanar la saturación. (Entendiendo las Tres Capas Básicas de Internet de las Cosas).

Otra conclusión lógica de todo lo que han leído es la ingente cantidad de información que se va a generar, un big data que debe ser transformado en inteligencia. Entra en juego otro concepto fundamental, la Ciencia de los Datos. El proceso de extracción, tratamiento, almacenamiento, procesamientoy modelación de los datos. Sin duda, los modelos predictivos se están convirtiendo en herramientas básicas para las empresas que operan en el mercado minorista (retail).

Soraya Paniaga, periodista. Contacto: correo@sorayapaniagua.com

http://www.sorayapaniagua.com/