El “fin del trabajo” y la robotización

Editor, 02.02.2017

Se ha puesto de actualidad debatir sobre una perspectiva de “fin del trabajo”, sobre todo con el anuncio de Google y otras compañías de estar desarrollando un automóvil sin conductor, la robotización de líneas de montajes en fábricas, desarrollo de plataformas que eliminan las áreas de apoyo en las empresas de servicios, etc.

Es evidente que bajar los costos laborales siempre ha sido un objetivo de los administradores de empresas y empresarios. No obstante, el desarrollo de plataformas informáticas de servicios virtuales como la robotización de muchas actividades antes realizados por trabajadores, debemos tener en consideración lo siguiente:

a) el cambio tecnológico afecta a los procesos productivos y disminuye el valor del producto;

b) el valor de la maquinaria empleada aumenta, pero en menor proporción de lo que aumenta la fuerza productiva de esa maquinaria;

c) el valor de la materia prima aumenta su participación en el producto;

d) en cada producto disminuye la parte que constituye el desgaste de la maquinaria;

e) en cada producto disminuye la parte constituida por el nuevo valor agregado;

f) el capitalista innovador obtiene una tasa de ganancia extraordinaria.

Es decir, que una vez que se ha generalizado una innovación que abarata el producto, la tasa de ganancia, en lugar de bajar, sube, si los salarios reales se mantienen constantes. Esto se debe a que cae el valor del capital constante, por un lado, y por el otro aumenta la tasa de plusvalía. Las “máquinas” son construidas por trabajadores tanto materiales como inmateriales (diseño, ingeniería y proceso de producción) sin embargo, el reemplazo de trabajadores en los procesos productivos por “máquinas”, disminuye el tamaño del mercado por la vía de la reducción de la demanda, haciendo que los dueños del capital acumulen más en determinados sectores productivos pero el resto de la sociedad se empobrece. Empresas del sector terciario, de servicios verían caer la demanda al igual que el aumento del desempleo. Este es un tema de largo debate en economía.

Sin ir más lejos, en el Congreso del Futuro 2017 Ryan Avent,presentó su visión en el panel “Impactos de la Tecnología en la Sociedad”. El intelectual y editor de “TheEconomist”, sostuvo, que en la medida que la tecnología cambie la naturaleza del trabajo, se hará más difícil encontrar puestos para muchas personas, especialmente para aquella fuerza laboral menos calificada. En esta visión, la sociedad del mundo laboral o evoluciona y se adapta o enfrentará el mismo destino de las especies que no lo hacen, la extinción.

Para mayor información, ponemos a disposición de todos y todas los trabajadores un artículo publicado en enero del 2017 en la revista del MIT (Instituto Tecnológico de Massachutusetts titulado:Los robots se quedarán con el trabajo humano, pero más lento de lo que se cree,